images1

Articles

La columna vertebral inmadura: crecimiento y escoliosis idiopática

Autores: Alain Dimeglio, Federico Canavese

Growth Plate Spine

La escoliosis progresiva no tratada puede tener efectos negativos en la columna vertebral durante el crecimiento, ya que las fuerzas asimétricas actuarán sobre las placas de crecimiento de la columna vertebral (> 130 placas de crecimiento). El crecimiento espinal se puede considerar como una mezcla de jerarquía, sincronización y armonía: el más mínimo error puede conducir a una malformación compleja; también es un proceso muy dinámico, aunque no progresa linealmente: los períodos de aceleración son seguidos por períodos de desaceleración. El crecimiento restante es un factor determinante para el empeoramiento de la escoliosis idiopática (IS): cuanto más joven es el niño, mayor es el riesgo de progresión y más grave será la enfermedad. Después del nacimiento, el crecimiento de la columna no es lineal y se pueden identificar tres períodos: (I) entre el nacimiento y los 5 años de edad; (II) entre 5 y 10 años de edad; (III) entre 10 años y madurez esquelética. El crecimiento de la columna vertebral y la caja torácica está correlacionado, aunque su crecimiento no es sincrónico. El control oportuno de la deformidad espinal y su corrección son obligatorios para restaurar, lo antes posible, la armonía y la jerarquía de crecimiento entre las diferentes placas de crecimiento. Si la acción se retrasa, el crecimiento anormal y las modificaciones anatómicas posteriores conducirán a un cuadro clínico progresivo, evolutivo e irreversible. Este artículo tiene como objetivo proporcionar una revisión exhaustiva de cómo las deformidades espinales pueden afectar el crecimiento normal de la columna vertebral y la caja torácica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *